Franquicias

Dr. Alfonso Mendoza
“Clínica Dental La Zapopana”

Hay una frase que me encanta que dice: “el hombre que no vive para servir, no sirve para vivir.” Esa frase me ha servido para que a través de la historia, a través de toda mi vida, pueda seguir soportando todos los altibajos de mi vida. Es permitido caer siempre y cuando el levantarse sea obligatorio. En esas dos frases he soportado la parte de que cuando uno tiene una caída o cuando uno se equivoca, aprende de ese resultado.

Uno de los altibajos más importantes es que entre los franquiciatarios, nosotros tenemos que seleccionar a la persona idónea para poder tener la confiabilidad de que nuestra marca sigue creciendo. Al seguir creciendo esta marca, nosotros tenemos una confianza en el franquiciatario y la peor de todas estas situaciones que pudo haberme pasado, es no haber seleccionado bien a los franquiciatarios, es decir, en alguna ocasión no hice bien la selección de esta persona y esa fue una de las características que marcó un aprendizaje, porque yo te estoy diciendo que de todos los errores se aprende y ese aprendizaje me dejó muy marcado. Se puede decir que dentro de todo esto, el no haber seleccionado el perfil idóneo de mi franquiciatario me llevó a otro aprendizaje que fue el de tener más cuidado con la selección del franquiciatario que va a representar tu marca, que está representando todo ese esfuerzo de más de 30 años en el ámbito dental.

El cambiar un paradigma es interesantísimo porque estamos cambiando la mentalidad de mucha gente y la apreciación de lo que puede ser una buena idea. — con Alfonso Mendoza Ramos.